dicembre 21st , 2012 → 5:29 pm @

Uno de los artistas más importantes que alberga la Galería de la Academia en Florencia es al pintor Filippino Lippi.

Filippino nació en Toscana y siguió los pasos de su padre que era pintor. Cuando su padre murió completó su aprendizaje en el taller de Botticelli, y en 1472 lo adoptó como compañero en la Compagnia di San Luca. Al principio, su trabajo fue muy parecido al de Botticelli, pero su estilo fue evolucionando durante 1480 y 1485 a un estilo más propio.

Lippi contribuyó a la decoración de distintas iglesias y capillas italianas con frescos originales como: Discusión con Simón Magus ante Nerón, Resurrección del hijo de Teófilo, Encarcelamiento de San Pedro, Liberación y Crucificción de San Pedro, Historias de San Juan Evangelista, San Felipe, entre otras.

En sus obras, Filippino ponía atención a cada uno de los detalles de los personajes y escenas que plasmaba, siempre mostraba la influencia del estilo Grottesco que aprendió en Roma. Así fue creando su estilo misterioso, fantástico e inquietante. Siempre disfrazaba la irrealidad en pesadilla. El mundo antiguo era su fascinación, pues la mayor parte de su trabajo hacía referencia a él.

Las obras de Filippino que puedes encontrar en la Galería de la Academia son: Anunciación (1472); Madona del Mar (1477); San Juan Bautista (1500); María Magdalena (1500); Descendimiento de la Cruz (1504); entre muchas otras.